la luna

Levanto los ojos 
a esa perla luminosa 
que luce flotando 
sobre terciopelo negro.
Su halo diáfano, 
inspirando tranquilidad,
y paz, transmitiendo 
desde la lejana frialdad
hasta mi alma inquieta.

Cuando camino

Cuando camino,
mi mente, que vuela
junto con las aves, 
regresa tan brillante como el sol
de la mañana.
Cuando camino,
la brisa me acaricia
y mi corazón 
ondea como flores delicadas
de la mañana.
Cuando camino,
mis ojos descansan
en los tonos verdes
de árboles repletos de rocío
de la mañana.
Cuando camino,
el mundo entero
al Creador da gloria
y juntos alabamos a la Estrella
de la mañana.