una oración y un mensaje

Te presento el reto de este fin de semana:

Piensa en alguien que está enfermo, puede tener una enfermedad crónica o cualquier gripe.

Este fin, ora  por él o por ella.

Ora por su salud, claro, pero más que nada ora que Dios lo anime, que no se desespere, que no se desanime.

Y luego, mándale un mensaje o llámale y dile que estás orando por él o ella.

Quizás Dios use el simple hecho de habérselo comentado para animar a la persona. ¡Lo seguro es que te lo agradecerá!

Comentarios: ¡me encantaría saber qué piensas!