tristeza y triunfo

Génesis capítulo tres es uno de los más tristes en la Biblia.

Nos cuenta cómo el ser humano pecó por primera vez y fue echado fuera de la presencia de Dios. Me tocó estudiar este capítulo con unas hermanas la semana pasada y noté que en medio de tanta tristeza hay un rayo de luz, de esperanza.

Porque en ese mismo capítulo, está uno de los versículos más gloriosos de la Biblia.

Y pondré enemistad…entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza y tú le herirás en el calcañar. Génesis 3:15

Cuando por primera vez Dios tuvo que juzgar al ser humano, también tomó la oportunidad para profetizar acerca de cómo Cristo algún día triunfaría sobre la Serpiente Antigua.

Dios le dijo al diablo que algún día, iba a perder.

Siglos después, Cristo murió en la cruz y con su muerte le dio una herida mortal a Satanás. Efectivamente, Cristo triunfó.

¡Qué esperanza que nos dio Cristo desde la primera vez que pecamos! ¡Él cumplió esa profecía!

¡Cristo hirió en la cabeza al Enemigo y triunfó!

Comentarios: ¡me encantaría saber qué piensas!