trabajo hay, ¿quieres?

Hoy es el día que regresamos de la conferencia bíblica de Galvantepec.

¡Uno siempre sale de una conferencia con más ganas de trabajar en la obra del Señor!

Regresando de la conferencia, al entrar a la ciudad en donde vivo, observé con nuevos ojos las casas llenas de familias, los negocios con sus decenas de empleados y, en especial, a mis vecinos.

Hay tanta gente que necesita de mi testimonio.
¡Y también hay los que necesitan de tu testimonio!

Estamos rodeados de los que urgentemente necesitan el evangelio. Necesitan de nuestra oración, de nuestra conversación sobre el evangelio, de nuestra vida de testimonio.

Yo quiero cada día trabajar, 

los esclavos del pecado libertar;

conducirlos a Jesús, nuestro Guía, nuestra Luz, 

en la viña del Señor. 

Trabajar y orar, 

en la viña, en la viña del Señor. 

Sí, mi anhelo es orar y ocupado siempre estar, 

en la viña del Señor.

Comentarios: ¡me encantaría saber qué piensas!