Todos vemos maravillas

¿Existen las maravillas en la vida diaria?

Yo creo que sí. Sólo hay que buscarlas.

Todos los días podemos ver algo positivo, algo maravilloso en los pequeños detalles de la vida. Hay tantas cositas que damos por hecho, ¡cuando realmente son cosas maravillosas! Hubo un tiempo cuando todos los días buscaba algo maravilloso para agradecerle a Dios, pero últimamente los quehaceres de la vida (que son un poco más complicadas cuando a penas vas empezando en esto del matrimonio… aunque no me quejo, ¡Ricky es el marido más maravilloso del mundo!) me han hecho olvidar mi búsqueda de las pequeñas y maravillosas bendiciones que Dios me da a diario. Entonces, hoy, Martes de maravilla, vuelvo a la pregunta que siempre me ayuda a identificarlas:

¿Qué me hizo sonreír? carnationfeb2016
  • ¡Estoy haciendo ejercicio todos los días! Me siento mucho mejor cuando incluyo actividad física en mi día, aunque sean sólo unos minutos. Realmente es maravilloso sentirse fuerte y saludable.
  • El domingo hicimos una comida de traje entre los creyentes. Pude platicar con casi todas las hermanas y fue maravilloso sentir que a pesar de nuestras diferencias en experiencia, edad y lugares de origen, podíamos tener comunión gracias al Señor Jesucristo.
  • ¡Una alumna de la escuelita bíblica me regaló una flor! Fue un detalle que me hizo sentirme apreciada como maestra y amiga.

¿Qué has vivido últimamente que a segunda vista es maravilloso?

Me encantaría gozar de ello contigo. ¡Dímelo en la sección de comentarios!

Comentarios: ¡me encantaría saber qué piensas!