Aprendiendo sobre la Verdad, la Bondad y la Belleza

Imagen de Zalfa Imani en Unsplash

¿Sientes una atracción hacia la Belleza de las artes? ¿Has notado cierta Verdad en una novela preferida? ¿Te satisface el alma cuando sucede algo simplemente Bueno?

Yo pensaba que era la única. O al menos, una de muy pocas. Pero, resulta que esta búsqueda de la Verdad, la Bondad y la Belleza tiene una larga e impresionante historia. Dios creó al ser humano con un instinto que nos lleva a buscar la Verdad, la Bondad y la Belleza en todo lo que nos rodea.

Porque nos creó con un instinto de buscarle a Él. 

Es por eso que a pesar de gustos personales, a pesar de modas cambiantes, a pesar de cambios generacionales, todo ser humano puede reconocer con cierta objetividad estos tres valores. Con el tiempo, va cambiando lo que llamamos bueno o verdadero o bello. Pero, siempre ha existido el estándar absoluto en Dios mismo. 

A pesar de lo que muchos en el mundo piensan, es la cercanía a Dios lo que nos da un aprecio más profundo por la Verdad, la Bondad y la Belleza. 

Dios es Verdad.

Al conocerle más, comenzamos a reconocer la Verdad y la falsedad cuando nos topamos con ellas en la vida. Comenzamos a sospechar cuando algo suena falso y aprendemos a reconocer la estabilidad de algo verdadero.

Dios es Bueno.

Solo sabemos lo que es la Bondad porque Dios nos creó con ese conocimiento. Él es el estándar que nos ayuda a reconocer lo bueno y lo malo en este mundo. Al acercarnos a Dios, nuestro instinto por lo bueno se agudiza, mientras que nuestras aversiones a lo malo se refuerzan.

Dios es Belleza.

Quizás el aspecto que disfruto más de Dios sea Su Belleza. No pensamos con frecuencia en la Belleza de Dios y es una pérdida para nuestra vida cristiana. Él creó un universo lleno de hermosura, pero al igual que la Verdad y la Bondad, esto surge de Su Ser. Y aunque hay muchas Bellezas diferentes en Él y en Su Creación, sí existe un estándar objetivo de Belleza que podemos ir conociendo al acercarnos a Dios. 

Aprender que la Bondad y la Belleza tocan el corazón del ser humano de manera especial porque reflejan el carácter de Dios, ha sido un privilegio para mí. Y sigo aprendiendo sobre cómo se relaciona la Verdad con estos dos valores tan preciosos. 

¿Tú habías meditado en alguno de estos tres valores? ¿Qué piensas del concepto de la Belleza de Dios? ¿Cómo crees que la Verdad, la Bondad y la Belleza nos enseñan sobre Dios?

7 artistas en la Biblia

Imagen de Sergio Capuzzimati en Unsplash

El arte es algo que se ve con un poco de desprecio.

Y esto, no solo en el mundo en general, pero especialmente entre los creyentes. Quizás, admiramos ciertas obras antiguas de arte, pero basta con mencionar un deseo por dedicarle tiempo y esfuerzo al arte para entender que no suscita entusiasmo en el presente. En mi opinión, este triste hecho nos ha llevado a perder el aprecio por la Belleza. 

Y hemos perdido el aprecio por las artes en la Biblia. 

Dios mismo es un artista y no solo ha inspirado las obras de artistas durante toda la historia de la humanidad, ¡sino que también llenó la Biblia de las artes literarias! El propósito de esta lista de artistas de la Biblia es mostrar que Dios ha inspirado y bendecido las artes.

Las artes glorifican a Dios. 

Claro, siempre y cuando busquen reflejar su Belleza original. Así como se puede usar la ingeniería o la contabilidad para honrar a Dios, también se puede usar la escultura y la poesía. Estos artistas de la Biblia usaron su talento para honrar a Dios. Algunos se dedicaron a tiempo completo a su arte, otros lo hacían en su tiempo libre. Pero todos usaron su capacidad, su talento, su arte para adorar a Dios de manera única.

1. Bezaleel

carpintero, orfebre, escultor.

En Éxodo 36 y 37 hace los muebles del tabernáculo, algunos de madera, otros de oro, algunos de madera cubiertos de oro y también los utensilios de oro.

2. Aholiab

artesano, bordador.

Éxodo 38 nos dice a lo que se dedicaba y podemos concluir que hizo o dirigió la obra de las cortinas, las cubiertas, en fin, todas las telas en el tabernáculo.

3. María (hija de Amram y Jocabed)

compositora, cantante, música.

Éxodo 15 nos refiere cómo Moisés y María guían al pueblo en un canto de alabanza después de cruzar el Mar Rojo.

4. Moisés

poeta, compositor, cantante.

Además de la alabanza en Éxodo 15, Moisés también escribió el Salmo 90.

5. David

poeta, compositor, músico.

Quizás el artista mejor conocido de la Biblia, David tocaba el arpa y escribió muchos Salmos. Sus poemas han sido usados por Dios durante miles de años.

6. Salomón

poeta, arquitecto.

Libros enteros de la Palabra de Dios se atribuyen mayormente a este autor: Proverbios, Cantar de los Cantares y posiblemente Eclesiastés. Además, diseñó el hermoso templo de Jerusalén que fue construido para la adoración de Dios.

7. María (madre de Jesucristo)

compositora, cantante.

En Lucas 1, se encuentra quizás el canto más conocido de la Biblia compuesto y cantado por esta joven mujer. 

¡Cuánta inspiración podemos encontrar en las vidas de los artistas de la Biblia! Queda claro que estos hombres y mujeres dedicaron tiempo y esfuerzo para capacitarse y desarrollar al máximo las habilidades naturales que Dios les había dado.

Y usaron toda esa capacidad para la gloria de Dios. 

Ya sea que te consideres artista, o que te interese aprender más sobre el arte, espero que esta lista de artistas en la Biblia te haya mostrado el valor del arte en los ojos de Dios. También, espero que tengas curiosidad de buscar más artistas en la Biblia (porque abundan, aunque no todos tienen nombre).

Ahora dime, ¿habías pensado antes en los artistas de la Biblia? ¿Sabías que Dios les había asignado trabajos? ¿Esta lista cambió tu forma de ver el arte?

Mi casa

Pensé que mi casa se llenaría 
de risa, tristezas, de compañía.
Pero en Su Palabra, Dios me dijo así:
“Yo te edificaré casa a ti.”

No me esperaba en la mesa tan pocos,
Y menos tener vacíos los cuartos.
Mas cuando clamé, Dios me dijo así:
“Yo te edificaré casa a ti.”

Pues, mis pensamientos no son los suyos,
me lleva, fiel, por sus altos caminos.
Y puedo confiar cuando me dice así:
“Yo te edificaré casa a ti.”

Trabajar es honroso.

El llamado del Creador. 
La carga. 
La vocación. 

Se obsequia 
junto con la preparación. 

Se recibe, 
se acepta,
con convicción. 

Y se lleva a cabo,
a la mas alta capacidad.
Se hace. Se hace bien. 

Rebosa el corazón por
la oportunidad,
el privilegio,
la satisfacción. 

El oír,
responder,
y trabajar,
es un honor.

Reseña: Lo que Dios dice sobre nuestros cuerpos

Lo que Dios dice sobre nuestros cuerpos es una teología del cuerpo escrito por Sam Allberry. Señala lo que aprendemos de la Biblia sobre nuestros cuerpos, su lugar en el mundo y en nuestra vida, pero aún más, su relación con lo espiritual. La primera sección habla de la creación el cuerpo y la encarnación de Cristo y lo nos enseñan estas dos magníficas verdades. La segunda sección habla del cuerpo quebrantado y cómo la entrada del pecado al mundo ha afectado al cuerpo de cada ser humano. Finalmente, la tercera sección habla del cuerpo redimido y la gloria que espera nuestro ser entero —incluso nuestro cuerpo— en la eternidad.

Para muchos, el tema del cuerpo es complicado porque trae sentimientos de decepción, inseguridad o vergüenza y este libro, tan lleno de sabiduría, da libertad y esperanza para estimar nuestro cuerpo por lo que es en el mundo físico y en el espiritual, también. Da una perspectiva eterna a un tema terrenal y físico pero que es una parte muy grande de nuestras vidas.

En mi opinión, sería difícil exagerar la importancia de este libro para para cada creyente en Cristo. Es urn libro nuevo, pero será un clásico de la literatura cristiana. Contiene verdades importantísimas y más relevantes que nunca.