tus palabras

Las palabras son entes vivas. 
Nacen todas verdes y doradas, 
gloriosas.
Y al tocar oxígeno
estallan en llamas
para alumbrar al mundo, 
abriendo mentes, 
tocando corazones. 

Pero tú les robas la vida. 
Salen de tu boca vanas, secas
marchitas.
Y al tocar oxígeno,
se las lleva el viento,
piezas desmoronadas,
desaparecen,
muertas antes de nacer.