¿Quién es tu héroe?

¿Tienes un misionero preferido?

Obviamente hablo de los grandes héroes. Los que la historia no nos permite olvidar. Los nombres grandes de la fe, como Pablo de Damasco, Gladys Aylward y Nate Saint. ¿Quién es tu héroe?

La que me inspira vez tras vez es Amy Carmichael.

Su biografía se ha publicado muchas veces y no añadiré más al trabajo brillante de otros autores. Peo sí quisiera compartirte por qué admiro tanto su trabajo.

Amy tenía compasión.

Para ella, el recibir miles de niños no inició como un proyecto que se tenía que completar. Amy simplemente ayudó a los que pudo. Mostró la compasión de Dios a los indefensos. Metía la mano donde pudiera y el resultado fue que salvó a miles de niños de la muerte o de la prostitución en los templos. Su compasión hacia los demás la impulsó a hacer algo.

Amy tenía determinación.

De hecho, su determinación rompió las imposibles barreras de las castas. En su hogar, nadie era demasiado importante para hacer los trabajos más sucios y no se consideraban los rangos cuando se asignaban quehaceres. En la cultura en India, esto era impensable y otros misioneros le dijeron que el romper con el sistema tradicional sería trágico. Pero Amy logró demostrar a los que estaban a su alrededor que todos eran iguales ante ella y ante Dios.

Las dos características que mencioné, la compasión y la determinación, pueden parecer contradictorias, pero esta combinación fue característica de Amy. Su compasión por los niños le dio la determinación de salvarlos. Y su determinación, cosa que algunos llamaron terquedad, fue guiada por la compasión. Estas dos características definieron su vida y es por ellas que la admiro tanto.

Como Amy, quiero tener compasión y determinación.

amy1¿Cuál misionero es especial para ti? ¿Quién puso un ejemplo que tú quisieras seguir? ¡Dímelo en la sección de comentarios!

Comentarios: ¡me encantaría saber qué piensas!