las preocupaciones, la obediencia y la carrera

¿Qué me sucedió esta semana?

La lección de la semana:

Aprendí que Dios honra nuestra decisión de dejar nuestras preocupaciones en sus manos. Francamente, a mí me gusta estar en control de lo que sucede en mi vida. Por eso es tan difícil para mí cuando Dios me pide que deje asuntos grandes en sus manos. El bienestar de mi familia, mi (alguna vez futuro) esposo, la próxima compra grande… todas estas cosas son cosas que yo quiero controlar. Pero están en manos de Dios, y Él sabe qué es lo mejor y cómo hacer que pase. Y cuando dejo lo que me preocupa en Sus manos, Él honra eso y me da lo mejor.

El logro de la semana:

Terminé de leer dos libros de Elisabeth Elliot. Uno se llama La libertad de la obediencia y el otro se llama La búsqueda del amor. Ambos libros son excelentes, y estuve encantada de tener la oportunidad de leerlos. Los libros de Elisabeth Elliot siempre me dan el deseo de profundizar en mi vida cristiana, de obedecer con más devoción al Señor y dedicarle todo lo que soy. ¡Te recomiendo cualquier libro escrito por ella!

El versículo de la semana:

¡El Señor me habló con una metáfora de atletismo esta semana! “…corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante…” nos dice Hebreos 12:1. Dios me animó a seguir haciendo lo que hago todos los días con paciencia. Aún cuando no vemos resultados, lo que hacemos para Él tendrá su recompensa en la gloria. Así que, te paso el mensaje (y la descarga con el versículo) a ti. Sigue corriendo con paciencia.

Heb12.1.jpg

Comentarios: ¡me encantaría saber qué piensas!