el reto de Timoteo

retodetimeoteo.jpg

Timoteo tiene fama de ser un líder joven.

Sin embargo, no por eso se esperaba menos de él.

De hecho, Pablo mandó que nadie lo tuviera en poco por su juventud, ni Timoteo mismo podía creerse menos importante sólo por su edad.

¿Qué le dijo Pablo?

Que fuera un ejemplo.

Y ese es el reto de este fin. Ser un ejemplo a los demás. Aunque no te des cuenta, seguramente alguien más joven o con menos tiempo de salvo te está observando. Este fin de semana elige tus palabras y haz tus deberes como si estuviera allí alguien que necesita tu ejemplo. Recuerda que alguien te ve como su ejemplo y condúcete con una actitud digna de tu salvación, con amor, con fe y sin contaminación del mundo.

Sé ejemplo de los creyentes.

Comentarios: ¡me encantaría saber qué piensas!