el reto de mostrar mansedumbre

Richard Wurmbrand fue un creyente que pasó años en prisión por seguir a Cristo. Esther Ahn Kim fue echado a la carcel por seguir a Cristo. El apóstol Pablo también fue hecho prisionero por seguir a Cristo. La historia cristiana está llena de personas que fueron encarceladas por esa razón. Lo impactante es que la mayoría de esas personas cuentan de algún guardia, algún soldado, algún carcelero que fue salvo. ¿Cómo lo hicieron estos héroes?

“El fruto del Espíritu es… mansedumbre.”

Retomo el tema de Gálatas 5 para ver el penúltimo reto: el mostrar mansedumbre.

Cuando un creyente muestra mansedumbre está actuando completamente en contra de la naturaleza humana. Y cuando un creyente muestra mansedumbre bajo el abuso constante que estas personas sufrieron, es increíble. Al menos, es increíble para el que no es salvo. ¡Nosotros sabemos que Cristo nos da poder para mostrar mansedumbre a pesar de cualquier circunstancia! Y estos cristianos mostraron la mansedumbre del Señor en situaciones horribles de maltrato y tortura. Como Cristo, cuando les maldecían no respondían con maldición, cuando padecían, no amenazaban sino encomendaban la causa al que juzga justamente. Ese poderoso testimonio de mansedumbre era lo que ganaba a los guardias, a los soldados, a los carceleros.

Entonces, este fin de semana te presento este reto: el reto de mostrar mansedumbre.

Tu mansedumbre pudiera ser el catalizador para la conversión de un alma más.

mstyh9jwsac-anh-phan.jpg
Imagen de Anh Phan / CC-BY

Comentarios: ¡me encantaría saber qué piensas!