Él es digno

Últimamente he meditado en la dignidad de Cristo, en lo que Él merece.

Nuestra alabanza hacia Él, no es por obligación. No le servimos para evitarnos un castigo. No nos reunimos a Su Nombre para que nos bendiga.

Si le alabamos, si le servimos, si nos reunimos a Su Nombre es por esta razón:

Él es digno.

Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación… Apocalipsis 5:9

Comentarios: ¡me encantaría saber qué piensas!