aprendiendo de la adoración en el Apocalipsis

Hace poco, varias hermanas estábamos leyendo el libro de Apocalipsis. Una ventaja de leer todo el libro en pocos días es que, aunque no recuerdes cada detalle, terminas habiendo aprendido una o dos grandes lecciones que se te quedan.

Y en esta ocasión, noté una cosa, un gran tema a través de todo el libro de Apocalipsis.

La adoración.

Primero, prácticamente cada vez que los creyentes hablan, se están dirigiendo a Dios en adoración. Cuando me di cuenta de esto, pensé, “Después de la muerte, en la presencia de Dios parece que lo único que vamos a estar haciendo es adorar.”

Y eso me lleva al presente.

¡Hay que practicar!

Se dice que la vida es como un ensayo para la eternidad. Y en el Apocalipsis veo que debo ponerme a practicar la adoración.

Ahora, la adoración puede ser bastante difícil para alguien que a penas comienza. Pero, me di cuenta que en Apocalipsis, no sólo aprendo que los creyentes adorarán y que debemos ponernos a practicar, sino también aprendo cómo adorar.

El libro no sólo dice que adoraban. Nos dice qué decían.

Para el que está aprendiendo a adorar, estos pasajes en el Apocalipsis son una guía.

Veamos Apocalipsis 5: 9,12 “Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;… El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.”

¡Eso fue lo que aprendí de la adoración en Apocalipsis!

¿Qué libro te ha enseñado a adorar? ¿Hay alguna otra lección que aprendiste en el Apocalipsis?

Cuéntame en los comentarios.

Comentarios: ¡me encantaría saber qué piensas!