Lo destacado de la semana:

La semana pasada viajamos a Chihuahua y estuvimos en la conferencia bíblica. Disfrutamos los ratos entre las reuniones conversando varios hermanos que no habíamos visto en mucho tiempo. ¡De verdad que cuán bueno y agradable es habitar los hermanos juntos en armonía!  Después, pasamos unos días con mi cuñada y su familia en Cuauhtémoc. Me dio mucho gusto tener la oportunidad de conocer más a los niños ¡que ahora son mis sobrinos! Fueron días divertidos de juegos, comida rica y precioso tiempo en familia.

La lección de la semana:

En la conferencia de Chihuahua, los estudios bíblicos trataron sobre el libro de Judas. Es un libro pesado, lleno de situaciones tristes, menciones de pecado y fallas de creyentes. Pero ¡qué belleza al final de la epístola! A pesar de nuestras tentaciones, a pesar de nuestra debilidad, a pesar de nuestras caídas podemos alabar al Señor. Cristo es nuestro ejemplo en resistir la tentación, Cristo es fuerte, Cristo nunca cayó. ¡Y Él también es poderoso para guardarnos! Él es poderoso para mantenernos santos, sin caer en tentación, sin caer en pecado. Y cuando caemos, Él es fiel, nos perdona nuestros pecados para así presentarnos sin mancha al Padre. ¡Qué grandioso Salvador! ¡Qué  poderoso Señor!

El versículo de la semana:

judas24.jpg

 

Comentarios: ¡me encantaría saber qué piensas!