4 cositas maravillosas

¿Sabes qué es maravilloso?

  • El chocolate blanco. ¿Y has probado un chocolatito blanco con café? Mmmm… ¡delicioso!
  • El diario que me regalaron mi hermano y mi cuñada. Todos los que me conocen saben que el regalo perfecto para mi es un libro o una libreta, ¡y ellos me regalaron un diario que parece libro por fuera! Tiene secciones para hacer listas de las cosas por las que estoy agradecida, las cosas que disfruté en el día, y las cosas que le estoy pidiendo a Dios… ¡me encantó!
notebook and coffee
Foto de  Negative Space / CC BY
  • Que Home Depot nos pudiera conseguir un recibo perdido. Esto no parece maravilloso, pero lo es. Se nos había perdido un recibo que necesitábamos para la garantía de una compra grande, pero gracias a Dios la tienda pudo encontrar el registro de la compra y volver a darnos una copia. Hubiera sido una pérdida grande, pero Dios proveyó de nuevo.
  • Los licuados y jugos que se venden tanto en México. ¿Sabes qué? En otros países no puedes ir a la esquina cerca de tu escuela o casa u oficina y comprar un jugo o un licuado. ¡Pero el poder hacerlo es maravilloso! ¿Qué haría yo sin este desayuno tan rápido y saludable?

Estas son cosas que probé o me pasaron la semana pasada que me hicieron sonreír.

Y cuéntame, ¿qué maravilla has encontrado tú en estos días?

Comentarios: ¡me encantaría saber qué piensas!