3 ingredientes para una serie de clases bíblicas exitosas

¡Estamos en una serie de clases bíblicas par niños en el Centro Evangélico El Vergel!

Es por eso que no pude grabar video esta semana. Pero, de todos modos te quiero compartir algo este jueves.

He notado 3 ingredientes esenciales para tener una serie de clases bíblicas vacacionales exitosas. 

1. Amor para con los niños.

Antes de empezar debes estar consciente de que estás haciendo esto por amor a los niños. Es algo que ellos van a sentir desde el primer día: ¿estás apoyando en las clases bíblicas vacacionales por compromiso o porque los amas? Si no amas a los niños, la serie de clases no tendrá mucho efecto en sus vidas.

2. Orden en la clase.

Los niños necesitan saber que es importante escuchar al maestro. Hay varias formas de motivarlos a comportarse, pero el propósito no es tener soldaditos. Es para que no distraigan a los demás y para que ellos mismos puedan aprender en la clase.

3. Una lección que muestre claramente el evangelio.

Muchas veces estas series son una oportunidad para que vengan niños que normalmente no asisten a la escuela dominical. ¡Eso es excelente! Pero, también significa que es mucho más importante que el mensaje del evangelio sea claro, ya que son almas que no conocen mucho de Dios y casi nunca escuchan el evangelio.

Creo que si las clases bíblicas vacacionales se llevan a cabo con estos tres requisitos, por más sencillos que parezcan o por más pequeños que sean, ¡serán un éxito!

4 thoughts on “3 ingredientes para una serie de clases bíblicas exitosas

  1. Muy buenos consejos! El primer punto me gusta muchísimo, ya que de allí parte toodo lo demás. Me encantaría mucho que nos detallará que tal fue esa semana de escuela bíblica 😀
    Saludos hna Erika. :*

    1. ¡Gracias, Cindy! La verdad fue una semana muy buena. Joel presentó el evangelio de manera muy clara cada noche hablando de 5 árboles de la Biblia y los niños respondieron con entusiasmo. Ricky (mi esposo) les enseñó el versículo y fue todo un éxito ya que una noche les enseñó el versículo cantando ¡y esa vez niños que nunca dicen su versículo lo memorizaron! Los hermanos trabajaron juntos haciendo muy buen equipo para organizar las meriendas y encargarse de las listas de asistencia y mi cuñada se encargó de diseñar los proyectos y las tareas de los niños. ¡Hay fotos en instagram! 🙂

      1. ¡Me encanta! Cuando se trabaja así en unidad se siente como el Espíritu se mueve con tanta libertad!
        Cuando vuelva de vacaciones a la escuelita haré uso de esa herramienta de cantar los versículos! Luego luego te hago saber que tal 😀
        El Señor les guarde, les mantendré en mis oraciones :*

Comentarios: ¡me encantaría saber qué piensas!