las últimas maravillas de agosto

 

¿Qué es maravilloso?

  • Comer elote tierno
  • Redescubrir y cantar un buenísimo himno que no habías visto durante años
  • Tortillas recién hechas a mano
  • Cerrar la Biblia sabiendo que leíste un versículo precisamente para la situación en la que estás

¿Y para ti? ¿Qué maravillas has visto en tu vida últimamente?

photo-1459247512518-2d9ea60e7489.jpeg
Imagen de Louis Smith / CC-BY

soledad

 

Juan en la isla de Patmos.

Pablo en la prisión.

Anna en su esterilidad.

Jeremías en el pozo cenagoso.

Todos los santos han sentido soledad,

Profundidades desconocidas por los demás,

pero el Salvador, abandonado de Dios

para redimir a los suyos, sí lo entiende.

– Vicki Baird

photo-1451817477836-fe0799570190.jpeg
Imagen de Stas Kulesh / CC-BY

ante el trono celestial

Ante el trono celestial,

Él intercede hoy por mí.

Gran Sacerdote es Jesús

Quien por siempre vivirá.

Y en Sus manos por Su amor

Mi nombre ya grabado está

Y mientras en Su trono esté

Nadie de Él me apartará.

~

Cuando he caído en tentación,

Y al sentir condenación

Al ver al cielo encontraré

El inocente quien murió.

Y por su muerte el Salvador

Ya mi pecado perdonó,

Pues Dios, el Justo, aceptó

Su sacrificio hecho por mí.

~

He aquí el Cordero Redentor

Quién al morir, resucitó.

El inmutable gran Yo Soy

El Rey de gloria y majestad.

Unido a Él no moriré,

Pues con Su sangre me compró.

Mi vida escondida está

En Cristo, Dios y Salvador.

~Charitie Lees Bancroft

un resumen de la semana + una descarga gratuita

Lo destacado de la semana:

Me encantaron las flores blancas y rojas que me trajo Ricky. ¡Jamás creí que llegarían a gustarme los claveles! En especial los claveles blancos tienen unos pétalos que me hacen pensar en inocencia, en encaje perfecto, en pureza, en un largo vestido de novia… y sus hojas verdes son la promesa de un futuro brillante y lleno de vida.

La lección de la semana:

Dios provee. Dios promete proveer. Y Dios cumple su palabra. Esta lección ha sido una a la que he tenido que aferrarme en estos días, pero Dios sí provee. Dios nos da la fuerza emocional para seguir adelante en gracia. Dios nos da ayuda física para levantarnos e intentarlo de nuevo. Dios nos da comida espiritual para que no desmayemos haciendo bien.

El versículo de la semana:

joel2.26

el reto de invitar

El reto de la semana pasada fue orar que el Señor enviara obreros a la mies.

Esta semana, el reto es ser, en cierta forma, un obrero en esa mies.

photo-1453486250080-eff794c98b6c
Imagen de yellowjeff / CC-BY

El reto es invitar a alguien que no es creyente a la predicación del evangelio.

Para unos esto será lo más fácil del mundo, para otros, será bastante difícil. Pero, sí es sencillo: sólo invita a uno a escuchar la predicación. Puede ser compañero de la escuela o el trabajo, puede ser algún primo o alguna tía. Debe ser alguien que conoces que no es salvo.

Dales la invitación.

Y luego, claro, ora que vengan a escuchar.

¡Luego me cuentas si de verdad asistió o no tu invitado!